De las resinas y la alteración de la mente




 Una vez estas materias organizativas han sido establecidas, la cuestión de las substancias alteradoras de la mente necesita ser tratada. La más accesible de estas es el incienso, y en mi experiencia el incienso de Abramelin es excelente para el trabajo astral. Conforme a La Magia Sagrada, es un compendio de cuatro partes de frankincienso, dos partes de storax, y una parte de lignum aloes, “y no siendo capaz de obtener esta madera deberías tomar madera de sándalo, o de rosa, o de cidra, o cualquier otra madera olorosa.”  Pero hay un problema con relación a lo que significa exactamente storax, siendo que hay dos muy diferentes tipos de substancias que son llamadas así. La que yo uso se vende como “estoraque” en las herboristerías Santeras. Es una resina granular que parece como un tipo muy crudo de benjuí, con un olor que es un dulce, suave y distintivo perfume de almizcle – a esto es a lo que  se parece, aunque no soy capaz de situarlo con exactitud. Pero el respirar su humo cuando es calentado, otorga un cierto sentido de disociación, y parece realzar el efecto sedante del frankincienso. El benjuí no hace esto, y el benjuí también huele mucho más dulce y fuerte. Incluso así, creo que esto es lo que probablemente Abramelin tenía en mente, ya que el Modern Herbal de Mrs. M. Grieve destaca que el storax sólido de los antiguos era probablemente Styrax officinale. El benjuí tanto de Sumatra como de Siam es del género Styrax, y todos son de la familia Styraceae.
    La otra cosa llamada storax viene de la planta Liquidambar orientalis de la familia Hamamelaceae y se vende en comercio como “Storax Praep”. Es un líquido con la consistencia de la melaza y es arquetípicamente pegajoso, lo que me hace pensar que es imposible de mezclar con cualquier otro sino que el mejor frankincienso curado. También cuando es calentado, expulsa un humo que parece bastante irritante para las fosas nasales, o para mis fosas nasales, para ser más exactos. Así que yo me uno al estoraque.

- Stephen Mace-
Publicar un comentario