Las propiedades vibracionales de las plantas y árboles


Hay sabiduría innata que no se respalda en estudios científicos, como el bienestar que se siente al abrazar a un árbol… Si aún así se requiere, M. Silverstone demuestra científicamente que abrazar a los árboles genera cambios psicológicos importantes: alivia la depresión, la jaqueca, la hiperactividad…

Salir al campo también ha sido una prescripción médica popular, quizás creyendo que la naturaleza proporciona salud, el entorno verde como entorno sano.
Pero científicamente M. Silverstone demuestra y explica que no es “lo verde” lo que sana, sino las propiedades vibracionales de las plantas y árboles, que afectan dichas vibraciones a nuestros comportamientos biológicos…

Si sumamos el poder del abrazo, la importancia del contacto físico, a las excepcionales vibraciones que desprenden los árboles, estamos ante un reencuentro con lo más puro y sagrado de la vida: la madre naturaleza nos cuida y nos atiende siempre nuestras necesidades más primales.

.
Publicar un comentario