La gripe, el mal de cada invierno…


La sufriremos más de una vez a lo largo de nuestra vida, por ello es mejor tener un buen plan de ataque,  ya que sabemos que tarde o temprano su visita es inevitable…
Podemos reducir las posibilidades de enfermarnos siguiendo unos sencillos tips saludables, que también ayudarán a acelerar la curación natural en el caso de tener la gripe. Igualmente, este tipo de consejos son aptos para todo el año, no sólo ante la llegada de la temida epidemia gripal es cuando hay que cuidarse un poco más!!
Estos sencillos y prácticos hábitos nos ayudarán a mantenernos más sanos y vitales todo el año.

- Lavarse las manos! Sí, algo tan sencillo y simple es un potente escudo de defensa. Las manos manipulan todo, tocan todo una y otra vez…, el mejor modo de prevenir y evitar que se propaguen virus y bacterias es lavarse las manos varias veces al día!

- Descansar y dormir. Muchas veces dejamos el descanso en último lugar en el día a día, o dormimos pocas horas muchas noches… Descansar y dormir las horas necesarias es imprescindible para la recuperación diaria del organismo frente a las múltiples desgastes que realiza (y realizamos) cada día.
Cuando ya caemos enfermos es entonces el cuerpo quien dirige nuestro ritmo, y lo primero que ordena es bajar la actividad, descanso y dormir más… No hemos de llegar a tales extremos, mejor prevenir que curar. Sin duda en un proceso gripal para recuperarnos antes hay que dar más horas de sueño a nuestro cuerpo. Con una infusión caliente de manzanilla y miel, y tras pulverizar la almohada con aceite esencial de lavanda y a descansar, dormir y sanarse…

- Limpieza. Los gérmenes se propagan a lo loco… como una película de invasión alienígena!!… Es imprescindible ventilar cada día nuestro hogar, y si tenemos en casa a alguien con gripe, podemos además pulverizar con un spray casero de agua + unas gotitas de aceite esencial de árbol del te (agitar siempre antes de cada uso) las estancias. No olvidemos limpiar y desinfectar con el mismo preparado mesas, sillas, móvil, etc

- Comida sana y rica en nutrientes. Lo mejor para prevenir es que no falte un consumo diario de frutas y verduras, sobretodo ricas en vitamina C, como las naranjas, mandarinas, pomelos, escaramujos, pimiento, brócoli… Hay que desechar alimentos prefabricados, u otros que sean exceso de grasas y azúcares, pues saturan el organismo.
Si cogemos la gripe es muy importante la ingesta de buenos caldos caseros nutritivos, pues el apetito desaparece y es un modo confortable de reponer líquidos, minerales, y otros nutrientes.
También el consumo de alimentos fermentados como el yogur natural, y si es casero mejor!
Un fruto estrella es el limón tanto como prevención como una vez enfermos. El limón es bueno para resfriados, infecciones, gripe, apatía, fiebre, dolor de cabeza, digestivo, falta de apetito…, pues estimula el sistema natural inmune al activar el trabajo de los glóbulos blancos. Para estómagos delicados mejor hervir medio limón partido y limpio en 1 litro de agua a modo de infusión, endulzar con miel e ir bebiendo a sorbitos 1 taza al día.
Y beber mucha agua, nada más simple y natural para depurar que la ingesta de agua!! Es mi panacea: dolor de cabeza? Vaso de agua. Mareo? Vaso de agua. Mucosidad? Un vaso de agua lo primero!!

- Aire fresco y sol. El aire fresco es terapéutico, recuerdo aún cuando mis hijos pequeños estaban resfriados: mocos y toses sin parar en casa, y tener que salir por algún motivo… pues como por “aire de magia” en la calle apenas habían toses… El aire fresco estimula y tonifica cuerpo y mente, a no ser que estemos muy enfermos, es bueno salir, caminar cada día,  y “ventilar”  los pulmones!!


Publicar un comentario