Estrés y aromaterapia


El uso de aceites esenciales y también sobre todo el masaje (o reflexología, o auto masaje o hidratación general corporal tras un baño por ejemplo…) , usados en momentos de estados críticos del sistema nervioso (como el estrés, depresión, períodos de nerviosismo, ansiedad...etc) es una parte importantísima de la aromaterapia.
Tenemos maravillosos aceites esenciales que poseen propiedades analgésicas, antiespasmódicas, sedantes (todos ellos ayudan mucho a reducir la hiperactividad del sistema nervioso en dichos estados), los mejores: lavanda, manzanilla, bergamota, mejorana y la salvia.
Como analgésicos y antiespasmódicos (que no sedantes, pero son eficaces cuando se suma a esas situaciones si además se presentan dolores musculares, rigidez, contracturas...) son: romero, eucalipto y menta.
Todos ellos los podemos también combinar con otras opciones como el ciprés, enebro, neroli, rosa y sándalo, pues son otros excelentes reguladores en estos casos de tensión nerviosa.
El neroli además tiene un gran efecto sobre esos estados nerviosos en los que sentimos ese malestar de "cosquilleo en la barriga"....
Y media hora mínimo antes de dormir podemos tomar una reconfortante infusión de melisa y azahar, o una infusión de lavanda seca.

Publicar un comentario