La Esencia Floral de Malva


Septiembre.. Empiezan los cambios, termina el verano..
Cambios de horarios, cambios de rutina, volver al trabajo, volver al colegio, volver a la rutina… Se termina el poder salir a cualquier hora para adentrarnos poco a poco al horario rítmico del cercano otoño..
Energéticamente, nos hemos recargado con energía solar, ya sea por exposiciones solares directas o debido simplemente a un mayor de horas solares, para afrontar el otoño, pero los cambios aún siendo naturales y cíclicos son cambios, es un trueque de circunstancias abrupto, pasamos a un calendario repleto de trabajo y rutina a largo plazo.

Las esencias florales ejercen un papel de protección ante los cambios, como el cambio de verano a otoño, y para superar cualquier obstáculo con la vuelta a la rutina y sus circunstancias.


La Esencia Floral de Malva   “La sencilla flor de malva, infinitas vidas salva.”

La palabra malva viene del latín: mollire, que significa emoliente: ablandar, suavizar.
Qué mejor esencia para ablandarnos la dura vuelta a la rutina!
Ayuda a vencer las situaciones no deseadas, como los cambios de todo tipo.
Crece al aire libre, fácilmente, y activa el sistema inmune, trata las infecciones.
La esencia floral de malva nos aporta naturalidad, sencillez y fluir con las situaciones sin alterar nuestra frágil psique ante los cambios.
Borra el desinterés y apatía, proporcionando confianza y seguridad. Nos mantiene activos, acordes con nuestra salud.
Publicar un comentario