La lavanda en la magia y la superstición



La naturaleza es la clave para nuestra estética, 
intelectualidad, conocimiento 
e incluso la satisfacción espiritual 
Edward O. Wilson


Debido a su fragancia, su color, y el sabor de sus flores, se ha utilizado durante miles de años como parte de la magia, y por su potente efecto calmante, pacífico y sedante.
A menudo se incluye en hechizos o rituales de amor y espiritualidad, debido a su aroma hechicero y calmante, también es utilizado como ingrediente de hechizos para atraer fortuna.

Para el amor, la paz y la buena salud: poner flores de lavanda en un sobre que deberá figurar  la persona.
Llevar un saquito que contenga lavanda como amuleto, se utilizaba para atraer a los espíritus o entidades de otro mundo.
Las flores frescas se frotaban en la ropa para atraer el amor sincero.
Para dormir placidamente, se utilizan unas gotas de aceite esencial sobre las sábanas o almohadas antes de acostarse.
Para la relajación, y baños de purificación, en el agua de la bañera añadir ramitas frescas o unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda en el baño.
Si el baño no es factible o suficiente, simplemente respirar el aroma de una botella de aceite esencial produce los mismos efectos.
Tomar un té de flores de lavanda fresca o seca para la relajación, la paz, la salud, la longevidad, la protección y el amor , sin embargo, no tomarlo el té antes de una noche de pasión, ya que debido a sus propiedades relajantes y sedantes, le dejaran demasiado aletargado.
Los tallos secos de lavanda quemados como incienso, se pueden incluir en los hechizos y rituales destinados atraer dinero, amor, protección, y el éxito.
La flores de lavanda también pueden secarse y quemarse de manera similar para los mismos fines.
Para tener sueños adivinatorios o proféticos: coloque ramitas de lavanda debajo de la almohada pensando en su deseo o qué desea saber antes de dormirse. Si usted sueña con sus peticiones, obtendrá lo que desea.

Publicar un comentario