Un poco de historia...


Se podría decir que la aromaterapia es tan antigua como la relación del hombre con el reino vegetal, y es así como el comienzo de la aromaterapia está envuelto en las brumas del tiempo.

Nadie conoce la identidad de la primera persona que se percató al estudio de las propiedades curativas de las plantas, pero si hay registros de recetas detalladas del uso de compuestos aromáticos en el Antiguo Testamento y hallazgos como las vasijas bien cerradas llenas de resinas aromáticas que fueron descubiertas en las tumbas de los faraones.

El extenso uso terapéutico se remonta en la antigua China y la India y gran parte de Oriente Medio.

Los soldados romanos en campaña trataron sus heridas con miel y mirra, ambos potentes regenerantes y acción antiséptica.

El uso generalizado de los aceites esenciales destilados en Europa, después de la invención de los mecanismos de destilación, abrió la puerta a la extracción de los aceites esenciales de manzanilla, lavanda y romero y otras plantas que se encuentraban principalmente en las regiones del norte.

El aumento de las rutas comerciales y las conquistas en la guerra conllevó a obtener muchas de las esencias preciadas, y en algunos casos las mismas plantas.

Un buen ejemplo es el aceite de incienso (Boswellia carteri). Olibanum un aroma aclamado en Oriente y utilizado en rituales espirituales, que fue traído a Europa durante las Cruzadas y le dio el nombre actual común que significa "el incienso verdad."

Otros árboles como el de naranja y otros cítricos originarios de China y el Este, se trajeron a España e Italia por los exploradores.

Ciertamente, antes de finales de 1800, los aceites esenciales en sí mismos eran más difíciles de conseguir y más preciados de lo que son hoy en día.

El uso popular de los aceites esenciales y hierbas con fines terapéuticos fue eclipsado por el desarrollo del microscopio y la capacidad de aislar ciertos compuestos bioactivos y reproducirlas sintéticamente.

El ejemplo más común es el sauce blanco, sustituido por forma sintética para aliviar el dolor con el compuesto: ácido salicílico, que conocemos como aspirina.
Tales compuestos sintéticos pueden ser más potentes que los de origen vegetal natural y además así se evita el tener que estar pendientes de las estaciones de crecimiento y otras cuestiones que afectan a los cultivos. Si esto es una mejora total es, como no, discutible...

El interés moderno se acredita a la famoso suceso del químico francés René-Maurice Gattefosse y su curación milagrosa después de quemarse en su laboratorio de cosméticos en el año 1900.Gattefosse acuñó el término 'Aroma-Therapie' en 1937 y promovió investigaciones serias de las aplicaciones terapéuticas de los extractos aromáticos.
Publicar un comentario