Papiro de Ebers



El Papiro de Ebers no es el registro más antiguo sobre el uso de las plantas medicinales, pero sí es uno de los descubrimientos más importantes del antiguo Egipto.
  
El libro hindú de los Vedas, es anterior al Papiro de Ebers .
Escrito por los vedas indios, significó una importante base para gran parte de la medicina ayurvédica de hoy.
Incluye constancia de muchas plantas bien conocidas tales como : la mirra, madera de sándalo , cilantro, jengibre.

Los chinos también registraron sus prácticas medicinales en el Libro del Emperador Amarillo, que se remonta a aproximadamente en el mismo período, el año 2000 aC.

Los registros chinos reconocían ya la importancia del uso de plantas medicinales como el jengibre y el opio de las semillas maduras de la adormidera.

Los antiguos egipcios también utilizaban muchas plantas con fines medicinales.
El valle del Nilo era conocido como la cuna de la medicina, y reunía muchas plantas y árboles importados de lugares como Persia y la India.
Varios antiguos manuscritos egipcios , escritos durante el reinado de Keops , alrededor de 2800 a. C. registran ya el uso de hierbas medicinales.

Sin embargo, el Papiro Ebers está considerado como uno de los más importantes de todos los registros conservados sobre la historia de la medicina.

Fue escrito alrededor del año 1550 a.C. y descubierto en 1873 por el egiptólogo Georg Ebers.
Lo forman unas 110 páginas y en ellas se hayan alrededor de 700 remedios y formulas.

Algunos remedios que encontramos en el Papiro de Ebers:

- Asma: una mezcla de hierbas que deben calentarse en una piedra, para que el enfermo pueda inhalar los vapores de las mismas.

- Para el estreñimiento: leche de vaca, grano, miel. Amasar, cocinar, y tomarlo en cuatro tomas.

- Receta mágica, de los sacerdotes de la diosa Sekhmet: para curar las quemaduras, aplicar leche de mujer que acaba de dar a luz (calostro)

- Receta cosmética: polvo de alabastro, natrón rojo, sal del Bajo Egipto, y miel.
Mezclar todos los ingredientes, y con la pasta resultante se untaba el cuerpo, la cara…, y después se retiraba con agua.
Se trata pues de un buen peeling, antiguo remedio de origen Egipto!!
Publicar un comentario