Sales de Epsom


El sulfato de magnesio, es conocido como sal inglesa (debido a su procedencia) o como sal Epsom.
Con grandes propiedades, es muy valorada por sus usos medicinales internos y externos.

A modo externo se emplea para el alivio y tratamiento de dolores musculares, contracturas, calambres, esguinces, contusiones...

Al aplicar hidrolatos caseros con sales de Epson (por cada 200ml de agua tibia-caliente añadir dos cucharadas soperas de sales Epsom) , o al tomar un baño con sales de Epsom, las propiedades naturales del sulfato de magnesio favorece la eliminación rápida y eficaz de los líquidos del cuerpo como el ácido láctico que provoca dolores musculares su acumulación en los músculos.

Otros usos: para tratar la uña encarnada, para la extracción de astillas. Hemorroides. Alivio de la tensión y el estrés en baños con sales de Epsom.

Belleza: suaviza la piel, exfoliante suave y natural. Limpia los poros e impurezas. Refresca y tonifica la piel. Elimina durezas.


Exfoliante increíble:

Mojamos el cutis primero con agua tibia, seguido masajeamos la piel con un par de cucharaditas de sales Epson durante un par de minutos ,
lavamos el rostro de nuevo para eliminar las impurezas y células muertas. Terminamos con agua fría. Muy eficaz.


Para aprender más:

Curso práctico de cosmética natural 


Aquí tienes un curso muy completo para beneficiarte del amplio mundo de la cosmética natural.
Aprenderás cómo elaborar múltiples preparados: cremas de belleza, lociones, jabones, champú, bombas de baño, sales de baño, aceites, perfumes, colonias...


..


Publicar un comentario