Aromaterapia



Los aceites esenciales son volátiles, ligeros, y encontramos en sus compuestos sustancias químicas orgánicas: ácidos ésteres, alcoholes, aldehídos, acetonas, fenoles.
Los aceites esenciales puros se obtienen por medio de la destilación del vapor, que consiste en pasar el vapor a través de la planta, y este vapor va recogiendo distintos componentes de la planta. Otro método es el prensado de la planta en frío.
Cada componente de la planta tiene sus propias propiedades terapéuticas.
En la aromaterapia se usan esencias naturales para reconciliar nuestro cuerpo y espíritu. Es un método natural, seguro, y se viene aplicando con éxito hace siglos.
Con "esencia" referimos al aceite concentrado tanto como de flores, frutas, hierbas o plantas. Existen múltiples modos de mezclarlas para su utilización, se pueden preparar con agua o con aceite base, unas gotas en tu champú habitual, o en tu crema corporal, incluso aplicarse directamente (los absolutos no deben aplicarse directamente), o para perfumar la colada, o aromatizar nuestro hogar.... si incorporas los aceites esenciales en tu vida, pronto tú, tu família y tu hogar van a oler maravillosamente....
Las esencias que se usan para la ducha o el baño, se preparan combinando el aceite base con agua. Las de tipo aceitosas, esencia más aceite base en cambio son ideales para masajes.

Hay más de 150 variedades. Si quieres tener lo básico de las esencias para aromaterapia, no te puede faltar manzanilla, cedro, salvia, eucalipto, lavanda, limón, naranja, menta, rosa, jazmín, patchuli y sándalo.
La cosmética también se nutre de la aromaterapia para estimular los sentidos y los distintos estados de ánimo. Así encontramos desde gel de baño hasta producto de maquillaje.
Publicar un comentario